Claves de Innovación de Centro: Colaboración entre docentes y escuelas

Claves de Innovación de Centro: Colaboración entre docentes y escuelas

Educadores y centros utilizan la tecnología para enriquecer, evaluar y mejorar su trabajo al compartirlo en red con otros colegas y nuevos agentes.


Los centros se conectan en red, y también en presencial, para compartir conocimiento entre:
• Equipos de docentes sobre sus prácticas de aula.
• Grupos de docentes para transferirse formación entre iguales.
• Aulas de docentes y alumnos para diseñar, realizar y evaluar proyectos cooperativos.

Para descubrir las claves del aprendizaje colaborativo y en red entre docentes y centros, seguimos los pasos de dos de los especialistas más destacados en este “arte”, Paula Pérez y Narcís Vives, y prestamos atención al ideario que vuelcan en su libro y proyecto:  “Atlas de la diversidad Cultural”. Porque como ellos sostienen, “las redes no funcionan por la tecnología, sino por las personas que, de una forma comprometida y solidaria, las sustentan”.

¿Cómo organizar un proyecto colaborativo en Red?
Para abordar la cuestión organizativa en este tipo de proyectos, se recomienda cuidar el diseño de dos grandes dimensiones:
– La conformación del consorcio o equipo de dirección.
– La conformación de los equipos de trabajo.

La configuración del consorcio debe cumplir con dos premisas clave:
1. Pensar en un proyecto que el equipo directivo “sepa hacer”, de forma que éste se encuentre capacitado para proponer ideas de mejora que redunden en la calidad y escalabilidad del proyecto que ya se está desarrollando.
2. Hacerlo con personas e instituciones en su mayoría conocidas y con quienes se comparte el trabajo de muchos años.

voces

La creación y consolidación de la red: cómo crear equipos de trabajo y redes de personas
En el momento de pensar en un proyecto, se piensa también en conformar un equipo de trabajo que pueda llevarlo a cabo de manera exitosa. Este aspecto es clave y pertenece a la génesis misma del proyecto y no, como muchas veces se piensa, a una etapa posterior. Imaginar el proyecto y quiénes lo pueden implementar desde un inicio facilita procesos, ahorra tiempo y esfuerzos.

Un equipo de trabajo se constituye para alcanzar un objetivo común, sabiendo que el resultado de ese trabajo será sensiblemente mejor que el que se podría alcanzar si se trabajara de manera individual. Supone:
– el conocimiento y la adhesión de sus miembros a los objetivos del proyecto,
– la interacción y el trabajo constante entre ellos, el que generalmente se da por un tiempo determinado, previamente establecido.

La conformación de estos equipos variará según los objetivos que se planteen y el foco de cada uno de ellos. Para el desarrollo de un proyecto, se pueden crear pequeños equipos que se focalicen en un determinado aspecto; algunos interactuarán entre sí, pero todos indefectiblemente deberán hacerlo con la dirección del proyecto, componente indispensable en la vida de todo proyecto.

La dirección tiene la difícil tarea de lograr que todos los integrantes de los equipos “vean” un mismo horizonte en el proyecto, más allá de las diferentes visiones y perspectivas -que por cierto lo enriquecen-; deberá guiar, motivar y hacer un estrecho seguimiento de los equipos conformados.

Los estilos de dirección han ido evolucionando a lo largo del tiempo y hoy se identifican con lo que se llama liderazgo.
Si bien existen diferentes estilos de liderazgo, no vamos a profundizar en este tema, pues ya está ampliamente desarrollado en una numerosa bibliografía especializada. Sin embargo sí que queremos mencionar aquel liderazgo que creemos adecuado para este tipo de proyectos de aprendizaje en colaboración y en red: el “liderazgo compartido”.

El liderazgo compartido supone reforzar a personas en todos los niveles, alentando sus iniciativas y dándoles la oportunidad de tomar decisiones. Si bien aún no existen grandes certezas acerca de cómo opera el mismo, es evidente que este tipo de liderazgo es el modelo de liderazgo del futuro y, en cualquier caso, el que consideramos apropiado para este tipo de proyectos. ¿Por qué? Porque una estructura más plana y descentralizada es propia del trabajo en red. Las redes promueven un liderazgo distribuido, autónomo y participativo en todos los niveles. Las redes cultivan el liderazgo formal e informal dentro de las comunidades para formar personas capaces de liderar la red a cada nivel (Fundación Evolución, REDAL, 2006).

El trabajo en red no es nuevo. “Existían las redes antes de Internet, la Web y otros logros de las TIC. Lo que cambia es el alcance, la velocidad, la complejidad y la profundidad de las interacciones de las nuevas redes. Lo que no cambia es que hacen falta no sólo herramientas, sino la voluntad. Y esta voluntad nace -si bien en parte de la misma posibilidad de hacerlo dada por las mismas TIC-, por el interés, la necesitad y la creencia de que no sólo es mejor compartir información y trabajar juntos, sino la única manera efectiva en el nuevo tiempo.” (Prince, 2005).

Y nadie dijo que el trabajo red fuera un trabajo sencillo. Requiere de una coordinación dinámica que aglutine todo ese trabajo autónomo y distribuido, dándole coherencia y unidad.

Proyectos Telemáticos Colaborativos

Los proyectos telemáticos colaborativos representan un gran potencial para crear redes humanas y favorecer el intercambio de información y experiencias. Lo telemático hace referencia a aquellos proyectos que utilizan las tecnologías de la información y la comunicación como soporte del trabajo, el intercambio y la comunicación.

Judi Harris (investigadora del método TPACK) agrupa los proyectos telemáticos educativos en tres grandes categorías:

  • Los proyectos centrados en los intercambios personales,telematica_2
  • Los proyectos centrados en la recopilación de información y,
  • Los proyectos centrados en la resolución colaborativa de problemas.

Los proyectos centrados en los intercambios personales son aquellos en que la principal motivación está puesta en la comunicación entre los usuarios.

Los proyectos centrados en la recopilación de información tienen como principal objetivo la búsqueda de información sobre un tema, con todos los aprendizajes transversales que ello implica (hipótesis, documentación, organización de la información, elaboración y publicación de conclusiones, etc…).

Los proyectos centrados en la solución colaborativa de problemas buscan el enriquecimiento del proyecto en base a la puesta en práctica de la cooperación entre equipos de trabajo. La característica colaborativa implica la posibilidad de co-construir comprensión a través de la comparación y combinación de ideas alternativas, interpretaciones y representaciones entre los participantes de manera intra-escolar e inter-escolar.

Cuando estamos hablando de un proyecto intra- escolar, los participantes corresponden a un mismo entorno (escuela, institución, etc.) y normalmente comparten una misma cultura. En este tipo de proyectos la evaluación del mismo es presencial y el rol del tutor generalmente es asumido por un educador de un área específica que conoce a los participantes.

Cuando nos referimos a un proyecto inter-escolar, los participantes corresponden a diferentes entornos. A partir del proyecto se promueve el intercambio intercultural, la evaluación del proyecto se puede dar tanto en forma telemática como presencial y el rol del tutor puede ser asumido por cualquier educador -que no necesariamente conoce a todos los participantes-.

“Participar en un proyecto colaborativo implica el trabajo interdisciplinario, en tanto el trabajo por proyectos plantea una organización diferente de los contenidos escolares. En general, no es desde una materia y sus determinados contenidos curriculares que se organiza la tarea, sino que el proyecto proporciona el contexto a partir del cual aparece la necesidad de las disciplinas y una organización en función del proyecto.” (López, 2006)

La animación telemática. Cómo hacer que un proyecto se mantenga vivo

Cuando hablamos de animación, nos estamos refiriendo al conjunto de acciones destinadas a impulsar la participación de las personas en una determinada actividad y, especialmente, en el desarrollo sociocultural del grupo del que forman parte.

Animar supone infundir energía, dar movimiento a las cosas. Y por lo tanto en el desarrollo de un proyecto significa: incentivar, movilizar, promover la participación de todos los integrantes. Es, en definitiva, un medio indispensable para promover el trabajo en red y mantenerlo vivo. La animación telemática, casi instantáneamente nos remite a un curso a distancia y el rol que los tutores cumplen en él.

Pero la animación telemática no sólo es necesaria cuando hablamos de un curso. Debe estar presente en todos los niveles del proyecto: la dirección y la coordinación general, los distintos equipos de trabajo conformados, la red de instituciones que lo lideran, la red de tutores, la red de participantes.

telematica

Dinamizar un proyecto requiere de una gran dedicación diaria y seguimiento. Sentar las bases, ponerlo en marcha y mantenerlo vivo a lo largo del tiempo no se da por generación espontánea. Hay que trabajar mucho para lograrlo.

Y la animación es un aspecto clave. Es lo que ayuda “a seguir, a no bajar la guardia, siempre a seguir…”.

Al conformar el equipo de animadores debe tenerse en cuenta, no tanto el desempeño tecnológico de los mismos -que siempre se puede adquirir- sino el seguimiento personalizado que puedan hacer de su grupo y la contención que puedan brindarle, ya que entendemos que su rol no se limita solamente a responder consultas. Implica mucho más, su meta principal es hacer del espacio virtual del Proyecto un lugar agradable para el aprendizaje e intercambio en donde es fundamental la participación de todos, para poder formar una verdadera comunidad.

Las realidades de los participantes –en todos sus niveles son de lo más variadas. La experiencia nos indica que siempre se agradece un mensaje alentador, que anime, oriente, recuerde pautas u ofrezca recomendaciones. Y esto, es tarea de todos…

Entornos de aprendizaje en red

Para facilitar el aprendizaje de nuestros alumnos es muy importante poder contar con un espacio de trabajo que sea motivador. Es decir, que estimule la curiosidad, capte la atención del alumno y ofrezca un hilo conductor que permita mantener el interés y mueva al alumno a:

  • Formularse preguntas
  • Trabajar en equipo
  • Buscar información
  • Resolver poco a poco las propuestas didácticas que animen su reflexión y promuevan su aprendizaje.

En Internet podemos encontrar excelentes entornos de aprendizaje. Estos sitios web han sido específicamente preparados para proporcionar información interesante y de una forma muy atractiva, combinando diferentes elementos multimedia, juegos interactivos y en red y espacios pensados para la creación compartida.

En estos espacios, es conveniente que:

  • Los alumnos puedan explorar diseñando y construyendo ellos mismos
  • Se permita que se equivoquen
  • Se marquen objetivos, más que contenidos
  • Se pueda acceder a expertos
  • Se motive al alumno a pensar.

El objetivo es que los estudiantes empiecen a adquirir habilidades de planificación, procedimientos y metodologías que no tenían antes de empezar, más que aprender a construir un objeto particular.

Con el auge y la implantación masiva de los blogs y de las tecnologías asociadas al web 2.0 , la posibilidad de creación de entornos de aprendizaje en red se vuelve aún más atractiva, ya que permite incorporar elementos interactivos que pueden tener un papel fundamental en el arte del aprendizaje: la didáctica.

Aprendizaje basado en competencias: 2 inspiraciones + 1 un vídeo

Nuevas pedagogías: el aprendizaje global en las aulas, una oportunidad de la escuela del s. XXISin título

La educación global es uno de los ámbitos de aprendizaje imprescindible en la adquisición de las competencias del siglo 21. Reconociendo que los docentes son el recurso más estratégico en la formación de los estudiantes para ser ciudadanos globales, diferentes organizaciones y movimientos educativos como el programa de formación docente estadounidense Teachers for Global Classroms o la red educativa internacional IEARN (International Education and Resource Network) son dos destacadas iniciativas que abanderan esta nueva pedagogía.

Redes humanas y geográficas: Atlas de la Diversidadatlas_diversidad

El Atlas de la Diversidad es una innovadora herramienta pedagógica. Se compone de una red de escuelas que gracias a la colaboración mutua ha generado una de las bases de datos sobre la diversidad cultural más importantes y extensas del mundo. Un espacio donde se pretenden recoger las particularidades propias de cada lugar a partir del criterio y la visión subjetiva de los participantes.

Masterclass Conectivismo y aprendizaje en red

Conferencia completa en español del doctor George Siemens y su teoría del conectivismo en el marco del Encuentro Internacional de Educación 2012 – 2013 de la Fundación Telefónica, durante el evento presencial realizado en la ciudad de Lima, Perú.

Para saber más

https://es.wikibooks.org/wiki/Atlas_de_la_Diversidad_Cultural/Libro_Atlas_de_la_Diversidad_Cultural

  • Descárgate la publicación Prepara tu escuela para la Sociedad Digital: claves para sumarse al cambio, de Fundación Telefónica:

12claves

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
Claves de Innovación de Centro: Colaboración entre docentes y escuelas, 9.0 out of 10 based on 1 rating


Deja una respuesta

XHTML: Puede usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>