Hacia una escuela emocionalmente inteligente

Hacia una escuela emocionalmente inteligente

La neurociencia ha demostrado que el elemento esencial en el aprendizaje es la emoción, que hay emociones que dificultan el aprendizaje y otras ayudan a formarse como personas. El deseo del Colegio Herrikide (hasta febrero de 2017 colegio Hirukide) es educar a la persona en su globalidad, no solo el aspecto cognitivo.


La sociedad actual está en constante y rápido cambio por lo que el mundo educativo ha de evolucionar de forma que dé respuestas apropiadas a los retos que se plantean en el siglo XXI.

La misma creación de Herrikide ikastetxea (Colegio Hirukide hasta febrero de 2017) a partir de la unión de los tres centros religiosos de Tolosa el curso 2003-04 pasando de ser competencia a iniciar un proyecto de cooperación, es una clara declaración de intenciones que apuesta por un nuevo modelo educativo.

En esa apuesta tanto novedosa y arriesgada como ilusionante, se perfilaron tres líneas de actuación: la educación de sentimientos y emociones, el fomento de la convivencia positiva y el cambio metodológico. Siendo conscientes de que no podían abordar los tres objetivos a la vez, se centraron en el desarrollo de la inteligencia emocional y social. Un trabajo clave para explicar y comprender todo su proyecto pedagógico actual. Un objetivo esencial que se ve avalado por las recientes investigaciones en neurociencia y, concretamente, en neuroeducación. José Antonio González, Begoña Ibarrola y Rafael Bisquerra fueron las personas que les guiaron y ayudaron en este campo, gracias a una iniciativa de la Diputación Foral de Guipúzcoa.

La neurociencia ha demostrado que el elemento esencial en el aprendizaje es la emoción, que hay emociones que dificultan el aprendizaje y otras ayudan a formarse como personas. El deseo del centro es educar a la persona en su globalidad, no solo el aspecto cognitivo. Si no hay emoción, no hay atención y, consecuentemente, no hay aprendizaje. (“Solo se aprende aquello que se ama” -Francisco Mora-, “No somos máquinas pensantes que sentimos, somos máquinas sentimentales que pensamos” -Antonio Damasio-)

Hoy día la escuela no es el único lugar donde aprender una serie de contenidos o adquirir formación sino que la propia sociedad es formadora: los medios de comunicación, las redes sociales, internet,… se han convertido en maestros excelentes de los alumnos y alumnas. Ante ese reto, el centro Herrikide Ikastetxea se comprometió desde el inicio a formar a personas que han de vivir en la sociedad del siglo XXI. ¿Cómo? Ayudando a que sean personas autónomas, comprometidas y creativas porque consideran que va a ser lo que les ayude a adaptarse al modo de vida presente y futuro, porque así estarán en disposición de responder adecuadamente a los retos que se les irán planteando, y ser generadores de una convivencia positiva.

En septiembre de 2004, la DFG, a través de su Departamento de Innovación, ofreció un itinerario formativo para desarrollar la inteligencia emocional para todos los centros educativos de Gipuzkoa. La formación diseñada presentaba una novedad muy interesante: estaba centrada en la persona que realizaba la formación. Tras esa intensa y valiosa formación de los educadores de Herrikide Ikastetxea, tan útil a nivel personal, familiar, profesional…. ¿por qué no trabajarlo con el alumnado, incluyéndolo en el curriculum?

¿Cómo lo hicieron?

Contaban con mucho material para trabajar autoestima, habilidades sociales, autoconcepto,…, pero no existía un programa de educación emocional global y sistemático. Es por ello por los que un equipo de 7 personas del centro se propuso crearlo. La fortuna quiso que José Antonio González tuviera ese mismo objetivo por lo que les proporcionó el asesoramiento que necesitaban para la elaboración del material requerido. El equipo del centro (tutores y orientadora de los distintos ciclos de E.I. y E.P.) desarrolló durante año y medio este programa para E.I. y E.P., a través de un trabajo cooperativo del que no pueden estar más orgullosos.

A medida que se elaboraba el material se iba aplicando de forma experimental en el aula por el equipo de tutores, revisando qué dinámicas eran más adecuadas o cuáles habría que retocar para que fueran adecuadas.

Es un programa donde curso tras curso se trabajan cinco competencias emocionales (conciencia emocional, regulación emocional, autonomía emocional, habilidades sociales y habilidades de vida y bienestar). Cada una de estas competencias se divide en 5 habilidades. Por lo tanto, hay 25 dinámicas para cada curso escolar. Finalizaron este trabajo en junio de 2007. En junio de 2008 la Diputación Foral de Gipuzkoa lo editó y distribuyó de forma gratuita en todos los centros educativos de la provincia.

Éste sería un resumen de las fases del desarrollo:

  • formación de un grupo de 7 personas interesadas en el tema que sensibilizaron al resto del claustro.

  • formación del resto de los educadores: una amplia formación durante dos años (65 horas), que ayudó a experimentar los beneficios de este trabajo tanto a nivel personal como en el ámbito laboral, familiar,…

  • Además de esta formación, un grupo de 9 personas realizó el módulo de “Expertise” de 60 horas con formadores tan reconocidos como José Antonio González, Begoña Ibarrola o Rafael Bisquerra. Posteriormente, otro módulo de 30 horas con el fin de formar en este tema a las familias.

  • Creación del programa de educación emocional para Educación Infantil y Educación Primaria por parte de 7 docentes del centro. Trabajo desarrollado a lo largo de año y medio (entre enero de 2006 y junio de 2007) con el asesoramiento de José Antonio González.

Más allá del resultado en sí, se destaca la riqueza vivida en el proceso en sí, en el propio trabajo cooperativo.

Una de las ventajas fue que las autoras de este material, al ser tutoras de E.I. y de los distintos ciclos de E.P. iban aplicando y experimentando las dinámicas diseñadas para trabajar cada una de las competencias y habilidades emocionales. A partir de esa experiencia se han realizado los ajustes oportunos antes de incluir la actividad en el programa definitivo.

Inicialmente el material estaba destinado para el trabajo en las tutorías, pero actualmente está tan sistematizado que ya no se circunscribe al ámbito de la tutoría sino que se trabaja de forma transversal desde diferentes materias y en distintos momentos de la vida del centro.

  • formación a las familias: en el año 2006 tuvieron la oportunidad de extender el proyecto piloto de la DFG (oferta formativa en inteligencia emocional) a las familias. En aquella primera experiencia se organizaron talleres de 18 horas y se formaron seis grupos. Un total de 106 personas realizaron esa formación y las valoraciones fueron sumamente positivas. 15 de estos padres y madres continuaron e hicieron el curso de orientación familiar, a partir del cual algunos de dichos participantes fueron posteriormente formadores de otras familias. Se refleja en el título de la comunicación que el centro presenta en el II Congreso Internacional de IE de 2009, celebrado en Santander: Padres formadores de otros padres dentro del simposium “Experiencia educativa en Guipúzcoa”.  (pág.79 del Libro de Resúmenes http://boletindenoticias.fundacionbotin.org/Educacion/IE09/Resumenes-IE09.pdf)

En el curso 2015-16 también se ofreció formación de 12 horas a las familias en este tema. Una de las profesoras del equipo, Saioa Vitoria, impartió el taller y las valoraciones, una vez más, fueron excelentes.

  • BixitakDesde hace algunos años están recibiendo la visita de profesionales de distintos puntos de Euskadi y del resto de España para conocer de cerca cómo trabajan las competencias emocionales en el centro. Asimismo, les solicitan formación para los educadores desde distintas instituciones como la Diputación Foral de Gipuzkoa, Kristau Eskola, Escuelas Católicas, así como desde otros centros escolares.

     El impacto del proyecto

El desarrollo de las competencias y habilidades emocionales desde los 3 años en adelante, de forma sistemática, ha permitido al centro implementar con éxito diferentes estrategias de resolución de conflictos, tales como el Rincón del Consenso o el Servicio de Mediación Escolar donde las personas mediadoras son niños y niñas a partir de 5º de Educación Primaria, dentro de lo que denominan promoción de la Convivencia Positiva.

Asimismo estas competencias fueron de gran utilidad cuando el curso 2007-08 decidieron trabajar el aprendizaje cooperativo a nivel metodológico.

En el año 2011, con estas tres bases (inteligencia emocional, convivencia positiva y aprendizaje cooperativo) ya asentadas y sistematizadas en su trabajo educativo, se contaba ya con las condiciones más adecuadas para aplicar el paradigma de las inteligencias múltiples propuesta por H. Gardner. A partir de ahí iniciaron una vez más el itinerario de formación del equipo de educadores en metodologías acordes con tal paradigma y la experimentación en las aulas y fuera de ellas, para poco a poco ir ajustando y sistematizando lo que les resultaba válido. Siempre sin olvidar la comunicación a las familias, haciéndoles partícipes en el proceso.

Cabe destacar el enriquecimiento que ha aportado el trabajo desde edades tempranas en los alumnos en todos los planes y programas pedagógicos del colegio. A la hora de trabajar en aprendizaje cooperativo es necesario compartir, dialogar, negociar, consensuar, argumentar, escuchar, opinar… Para lo que el programa de Inteligencia Emocional resulta realmente relevante al respecto.

Otro de los pilares importantes de Herrikide Ikastetxea es la Convivencia Positiva (desde los cinco años los alumnos utilizan los rincones del consenso y desde hace seis años tienen en marcha el servicio de Mediación Escolar). Las competencias que se trabajan en Inteligencia Emocional favorecen notablemente la implantación de estos programas y su mantenimiento en el tiempo.

Los propios alumnos y alumnas son los embajadores ante sus familias, pues las destrezas que van adquiriendo las ponen en práctica con total naturalidad allí donde van. Tal es así que las familias son las principales beneficiarias de estas nuevas relaciones que se generan.

*Material creado por el profesorado del centro:

(editado por la Diputación Foral de Gipuzkoa en 2008 y distribuído gratuitamente en todos los centros de Gipuzkoa (material))

*el material,  tal y como aquí se presenta, no es el usado actualmente puesto que ha sido enriquecido por el centro a lo largo de todos estos años de experiencia.

Próximos pasos de Herrikide Ikastetxea

En el centro no hablan de “proyectos” sino de “un único Proyecto”, en el que todo lo que se plantea en el colegio tiene cabida: Los diferentes planes, programas, iniciativas,… que se ponen en marcha año tras año.

De ahí que últimamente se hayan implantado, entre otros, programas que han ido enriqueciendo el trabajo en Educación Emocional del centro. Es muy complicado mencionar solo unos pocos, pues la inteligencia emocional es el sustrato de las relaciones, y por tanto de la vida, pero pasamos a comentar algunos de ellos:

  • Gorputzaldiak:  proyecto piloto (actualmente en su tercer curso), en el que se trata de expresar, vivenciar,… a través del cuerpo y la música las emociones 
  • HEZI (Centro Integral de Estimulación): trabajan con los niños y sus familias donde “la verdadera efectividad de la estimulación está en la afectividad”.
  • Aprendizaje Cooperativo:  como se indicó, fundamental resulta ser el trabajo del mundo emocional, pues para cooperar es muy importante reconocer las emociones, regularlas, saber expresarlas adecuadamente,… trabajar mucho habilidades sociales como la empatía, asertividad, escucha activa, comunicación,…
  • Programa Egun ON! (Buenos días), donde ON es “bueno” al tiempo que indica “conexión”. Cada día trabajan herramientas que pueden ayudar al desarrollo de la Inteligencia Espiritual, muy relacionada, como sabemos, con la Inteligencia Intrapersonal. Un momento de toma de contacto, parada y, según el día, lo que presenta el evangelio, Brain Gym, Mindfulness, audiciones musicales, compromiso solidario…. Un modo “bueno” de comenzar el día “conectados”

No podemos terminar sin mencionar la importancia que para el centro tiene la Formación continua en este aspecto:

  • de los docentes: sobre Mindfulness por ejemplo, comenzando  en piloto el curso 2014-15 y ofreciendo un curso intensivo en fines de semana a los profesionales del centro el curso 2015-16 y al que acudió más de la mitad del profesorado. También continúan profundizando en este tema realizando la formación en los dos niveles de Coach y Referente del V.E.C. (Vinculación Emocional Consciente) con el creador de esta nueva teoría Roberto Aguado.
  • para familias: con peticiones continuas tras el consejo de las familias que tuvieron la oportunidad de recibirla. Destacan la mejora significativa de las relaciones hijos-padres, familias-colegio, familias-familias,… con herramientas para orientarse adecuadamente ante las diferentes situaciones de dificultad que se presentan.
  • a otros profesionales: las multitud de solicitudes y visitas recibidas ayuda al centro a ser consciente del camino recorrido y de la aportación al mundo educativo 

Para recibir más información:

Personas de contacto: Txaro Etxeberria (orientadora), Pello Agirrezabal (Dir. Pedagógico).

web: www.herrikide.eus

twitter: @herrikide

facebook: @herrikideikastetxea

email institucional: herrikide3-12@herrikide.eus

Para saber más:

Videos:         

https://www.youtube.com/watch?v=YIXhRKlArsc (en euskara)  (2013)

Mejorar la convivencia a través de la Ed. Emocional / Cinco Espacios para la convivencia –euskara y castellano-)

Artículos:

“Sin la Inteligencia Emocional todo nuestro sistema se derrumbaría” Diario Vasco, 15 mayo 2016 (artículo)

El trabajo de Inteligencia Emocional de Hirukide en Congresos internacionales: link (DV 2015.07.14)

Decálogo de un Proyecto Innovador:

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 6.9/10 (36 votes cast)
Hacia una escuela emocionalmente inteligente, 6.9 out of 10 based on 36 ratings


Deja una respuesta

XHTML: Puede usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>