Educación digital para una respuesta rápida

Educación digital para una respuesta rápida

Las TIC nos permiten llevar el aprendizaje al niño, en lugar de llevarlo a él hacia el aprendizaje.


El siguiente artículo ha sido escrito originalmente para WISE ed.review. Para leer el artículo original en inglés, haga clic aquí. Sigue la actualidad de WISE en @WISE_es.

Resultado de imagen de Jonathan Penson

D. Jonathan Penson
Consejero Regional de Educación, Consejo Noruego para los Refugiados de Cuerno de África

A pesar de un mayor acceso a la educación primaria en un amplio espectro de países en desarrollo, el número de niños no escolarizados (NNNE) y adolescentes aumentó de 122 millones en 2011 a 124 millones en 2013. En todo el mundo, 250 millones de niños no pueden leer, escribir ni contar, a pesar de que la mayoría de ellos han ido a la escuela durante años. La proporción de niños que no completan la educación primaria y que provienen de los grupos más desfavorecidos está en aumento.

La crisis educativa es peor en época de recesión económica. La proporción de NNNE en edad escolar primaria que viven en países afectados por conflictos está aumentando, de 30% en 1999 a 36% en 2012. Hasta una quinta parte de NNNE en países afectados por conflictos no asisten a la escuela debido a tales conflictos.

Aunque en los últimos años se ha prestado más atención a la educación en situaciones de emergencia, el diseño y la prestación de respuestas educativas en zonas afectadas por dichas situaciones siguen siendo problemáticos: “la relación entre conflicto y educación depende mucho del contexto y puede cambiar rápidamente a medida que los conflictos aumentan o se resuelven” .

El incremento y creciente complejidad de las emergencias humanitarias implica que las respuestas convencionales ya no sean las adecuadas. El modelo de un aula con profesor y alumnos es muy difícil de establecer: sólo el 50% de los niños refugiados están en escuelas primarias y sólo el 25% de los refugiados adolescentes están en las secundarias. “Ya no podemos seguir confiando en estrategias ‘tradicionales” fundamentadas en incrementar profesores, aulas y libros de texto”. Con el número de personas desplazadas a niveles no vistos desde 1945, existe una necesidad urgente de modalidades más móviles, flexibles, receptivas, rápidas e integrales.

Las TIC ofrecen una oportunidad sin precedentes para lograr no tanto soluciones enfocadas en retrasos en la educación o en un aprendizaje acelerado, aprendizaje puente, o “reparador”sino que ningún niño quede atrás en tales situaciones de emergencia. Las TIC nos permiten llevar el aprendizaje al niño, en lugar de llevarlo a él hacia el aprendizaje.

NRC propone una iniciativa interinstitucional, un kit educativo para la era digital. Al igual que la escuela en una caja (school-in-a-box), la plataforma será estandarizada, lo que permite la rentabilidad y el rápido despliegue de cualquier agencia, si bien los recursos didácticos serían específicos para cada contexto, lo que permitirá que la respuesta sea rápida, relevante y localizada.

Pretendemos que los alumnos aprendan dentro de las 72 horas del comienzo de una emergencia a través de actividades de aprendizaje autodidácticas basadas en las TIC -e-learning- que les permitan continuar sus caminos de aprendizaje en el punto en que fueron interrumpidos o comenzar a aprender en un punto apropiado a su desarrollo cognitivo. Se puede llegar a los estudiantes donde no hay lugares apropiados de aprendizaje ni profesores, ni libros ni pupitres, en áreas de difícil acceso e inseguras. Aunque se puede establecer una brecha hasta que se puedan dar respuestas más estructuradas, el e-learning podría apoyar la enseñanza y el aprendizaje más allá de la fase de emergencia aguda.

Dispositivos robustos y solares acogerían el aprendizaje digital. Las actividades pre-desarrolladas podrían subirse y desplegarse con rapidez donde y cuando sea necesario, a través de equipos de OING móviles previamente entrenados, personal de la lista mundial, ONG local o personal gubernamental. Los facilitadores no especializados mostrarían a los alumnos cómo usar los dispositivos y cuidar de su seguridad.

El e-learning será en el idioma de instrucción de los estudiantes o en la lengua materna, según corresponda, cubriendo todos los grados y, en la medida de lo posible, todas las materias del currículo oficial apropiado para la educación básica. Una gama de recursos en el dispositivo permitiría a los estudiantes realizar su propia investigación. Se incluirá una serie de actividades de e-learning que abarcan otros aspectos de la primera respuesta, como la educación para la paz; asesoramiento, orientación y asistencia jurídica; agua, saneamiento e higiene; salud; protección; adaptación al cambio climático, capacidad para adaptarse; apoyo psicosocial; y la conciencia de las minas.

El e-learning incluirá una evaluación inicial y evaluaciones continuas del progreso de cada niño, persiguiendo así una trayectoria de aprendizaje apropiada a sus necesidades y ritmo, según el dominio de la materia. El progreso de cada niño se podrá rastrear. El hardware y el software se adaptarán a niños y jóvenes con necesidades educativas especiales.

Se incluirá adicionalmente e-learning multimedia para los docentes, idealmente basado en planes de estudios nacionales de formación de profesores, pero como mínimo el Pack de formación para profesores de escuelas primarias en contextos de crisis (Training Pack for Primary School Teachers in Crisis Contexts).

El hardware TIC utiliza materiales que consumen recursos y son potencialmente tóxicos si no se manejan con responsabilidad. La gestión de residuos electrónicos de dispositivos que lleguen al final de su vida útil se incorporará al proceso

Nuestra visión es ambiciosa. La flexibilidad requerida para una respuesta rápida significa que las actividades tendrían que ser preparadas en múltiples idiomas y currículos. Esto significa que el producto sólo podría desarrollarse para crisis prolongadas, en las que es probable un conflicto continuado o renovado, o para entornos frágiles propensos a sequías, inundaciones u otros desastres naturales recurrentes. Aunque la ambición a largo plazo es proporcionar una primera respuesta altamente eficaz, se trata de una inversión a largo plazo que requiere un desarrollo y un pilotaje amplios. Sin embargo, el producto también podría utilizarse para llegar a niños no escolarizados en contextos que no son de emergencia, o para apoyar el aprendizaje en sistemas formales, disminuyendo la relación coste-beneficio.

Para ser viable a escala, el producto debe ser desplegado por todas las agencias implementando la educación en emergencias. Esto requiere la colaboración de grupos interinstitucionales, como el INEE y el Cluster Educativo; un papel para los gobiernos de los países afectados; y la participación de los organismos multilaterales pertinentes. Hay iniciativas prometedoras de EdTech ya desarrolladas, pero no a la escala prevista. Estos últimos podrían constituir la base de una plataforma más universal, acompañada de una sólida investigación sobre los resultados de aprendizaje alcanzados con cada nueva iteración. Los fondos destinados al desarrollo de bienes mundiales y otras actividades conjuntas de apoyo a los actores mundiales y regionales podrían apoyar la iniciativa.

El NRC está dando los primeros pasos hacia esta visión, desarrollando una respuesta transfronteriza en el contexto de refugiados somalíes junto con los socios BRCK, e-Limu y SIL International. Esperamos que otros se unan a nosotros junto con su experiencia y conocimientos para hacer realidad la visión.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Educación digital para una respuesta rápida, 10.0 out of 10 based on 1 rating


Deja una respuesta

XHTML: Puede usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>